Tangerine Flavour y Luback son dos bandas madrileñas que, aunque se diferencian claramente en los matices, tienen en común un claro sabor a raíces americanas.

Ya se conocían, y se seguían con interés, pero el azar cruzó sus caminos en un concierto acústico y se llevaron tan bien que decidieron hacer algo juntos. Después de un tiempo decidiendo el qué y el cómo, pasaron a la acción para grabar un single de dos caras, a la antigua. En NEO Music Box con José Caballero, para garantía de buen sonido y un ambiente fluido en el que prime la música por encima de todo. El resultado: dos canciones muy diferentes, en las que las formaciones se mezclan como si llevaran tocando juntos desde siempre. Y esta es la primera de ellas.

«Head down, high flight«, habla de cómo una actitud humilde, mantenerte en tu propio camino, no ser lo que otros esperan y permanecer fiel a tus valores, ayuda mucho a acabar en el entorno adecuado. Y, aunque no es fácil, y a veces resulta agotador, puede, incluso, que encuentres a alguien a quien no buscabas, alguien que te acompañe en ese camino y llene de luz cada rincón.

Con influencias de Tony Rice, The Dead South, Bridge City Sinners o Sierra Ferrell, el folk-rock de este primer single transmite, sobre todo, energía positiva y vitalidad.

Después de girar por media España presentando ¨Space cowboy¨, su tercer disco, Tangerine Flavour se dispone a asaltar la época de festivales con determinación y energías renovadas. Con varias citas por delante, los madrileños se harán fuertes en festivales como, entre otros, Pueblos Blancos o Agallón Rock. Todo ello con canciones que giran sobre el rock clásico, country y americana music se unen al blues y soul y a piezas experimentales y de tintes jazz.

Por su parte, los también madrileños Luback llevan desde 2011 creando música capaz de cambiar el mundo, al menos esa es su filosofía. Una filosofía que les lleva a transitar de una manera natural y muy elegante por el rock, el blues o el folk. Todo ello con un toque añejo pero adaptado a los tiempos modernos. Con cinco trabajos a sus espaldas y canciones dotadas de una extrema vitalidad, Luback nos hace creer que un mundo mejor es posible gracias a su música.

Invitame un café en cafecito.app